vellie
En la jerga de la fabricación de zapatos, la veldtschoen, o método de construcción a puntadas, es altamente recomendada para botas y zapatos que deben ser resistentes al clima y flexibles.

La traducción inglesa de “veldtschoen”, el nombre acuñado en el siglo XVII por la clase alta neerlandesa de El Cabo que técnicamente se conoce como zapato cosido a puntadas, es “zapato de campo”. Hoy día, raramente es escrito de esa forma. En el afrikáans moderno el calzado familiar es conocido como “veldskoen” o un “velskoen”, con el primero significando zapato de campo o arbusto, y el último zapato de piel. Ahora comúnmente y de forma afectiva se les conoce como “vellie” (pronunciado felly).

El zapato puntado mantiene un lugar especial en la industria de calzado del sur de África. Desarrollado por los voortrekkers y pioneers neerlandeses, fue un producto del bush africano, un duro zapato hecho de piel salvaje pálida al norte del Gran Trek. Por la más simple definición de construcción, el empeine era rebordeado por afuera y cosido a puntadas sobre la suela y la corredora. El taller original de producción de veldtschoens estaba cerca de Algoa Bay en un lugar que hoy es llamado Uitenhage.

La veldtschoen comparte con la sandalia y el mocasín la distinción de ser las construcciones de calzado más antiguas del mundo. Clarks de Inglaterra y otros como Courteney han convertido al estilo en algo internacionalmente famoso. Hoy día, hacer botas y zapatos cosidos a puntadas es un proceso altamente especializado y técnicamente desafiante. Aunque no ha cambiado respecto de su concepto original, las veldtschoen de hoy se benefician de la tecnología moderna y de las ventajas de la fabricación de calzado innovadora.

Todo comienza con la horma, que es un modelo cuidadosamente desarrollado con forma de pie a base de madera o plástico. Es tridimensional, similar al pie humano promedio pero con márgenes para los dedos, movimiento y expansión. Para garantizar un máximo soporte y un encaje cómodo, las hormas de Courteney fueron desarrolladas en Inglaterra por los creadores de hormas de Clarks de Inglaterra. El diseñador de calzado trabaja sobre la horma para producir una bota o zapato cómodo y elegante.

Con el método de construcción veldtschoen, o cosido a puntadas, el material del empeine es bordeado hacia afuera durante el proceso de formación de la horma y adjuntado con pegamento y cosido a puntadas a una capa de material conocida como la corredora o suela intermedia. La suela luego es adjuntada por adhesión. En Courteney cosemos dos veces el empeine de piel salvaje a una corredora de cuero de jirafa que se combina con una suela intermedia de goma microcelular para una fuerza adicional. Las suelas de Courteney son creadas en nuestro taller con goma natural preparada según las especificaciones de Courteney, y son adjuntadas con un adhesivo de dos partes de poliuretano.

Courteney Boot Company ha incorporado los valores anticuados de la resistencia y la durabilidad con ideas modernas para producir una veldtschoen genuina que, con cuidado, te servirá fielmente, y se volverá una parte integral de tus aventuras durante muchos años.